Fuente: Autorevista

El multiproveedor químico de la industria de automoción BASF, a través de su división Coatings, ha cerrado una operación para que su marca Chemetall cuente un centro para fabricación y almacenamiento de productos de tratamiento de superficie de última generación en Pinghu, en la provincia china de Zhejiang. Esta implantación, que incluirá además un laboratorio de última generación, estará terminada y operativa para 2021 estará ubicada en un área de destacado desarrollo económico como el puerto de Dushan.

“Esta inversión creará el centro más completo de Chemetall a nivel mundial y mejorará nuestra cadena de suministro y soporte al cliente en China. Contribuirá a la expansión de una cartera global amplia en múltiples segmentos, con productos y soluciones de sistemas de calidad y respetuosos con el medio ambiente para diversos sectores del mercado. Estos incluyen automoción, componentes de automóviles, bobina, industria general, conformado en frío, aeroespacial, acabado de aluminio y vidrio “, ha declarado Mike Watson, vicepresidente de Tratamiento de Superficies en Asia Pacífico.

Recubrimientos para vehículos eléctricos

El anuncio de la nueva implantación constituye un ejemplo de la evolución reciente de BASF Coatings, a través de Chemetall en China. Así, el fabricante chino NIO ha utilizado el recubrimiento en base agua Cathoguard de BASF, así como la película final de protección metálica Oxsilan de Chemetall, para su SUV eléctrico de siete plazas, ES8: “Visualmente, el revestimiento crea la primera impresión de un vehículo: es la esencia del estilo intrínseco de un vehículo. Pero al mismo tiempo, el recubrimiento debe proteger y mejorar el rendimiento del vehículo. Los revestimientos para vehículos eléctricos requieren experiencia única en ambos aspectos”, afirma Nils Lessmann, vicepresidente y gerente general de BASF Shanghai Coatings.

Lessmann detalla que “los materiales de pretratamiento y revestimiento que BASF suministra a NIO están específicamente personalizados para combinar con la carrocería totalmente fabricada en aluminio del ES8, que NIO adoptó para ahorrar peso. Como socio estratégico, colaboramos con el equipo de diseño de NIO con sede en Alemania durante todo el proceso de diseño y desarrollo para ES8, así como durante el desarrollo de la producción en China”.